HARD DISCOUNTERS EN COLOMBIA

Dinámica y perspectivas

El cambio de hábitos de consumo durante la pandemia ha beneficiado a las tiendas de descuento, generando mayor facturación por tienda, en comparación con 2019

Por:

Nicolás Pineda Bernal

Gerente Sectorial de Comercio

Mateo Andrés Rivera Arbeláez

Analista Sectorial de Comercio

Valentina Gómez Garzón

Analista Sectorial de Comercio

 

Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados Grupo Bancolombia

Los hard discount son establecimientos de comercio minorista con una propuesta de valor enfocada en ofrecer productos con una relación calidad/precio competitivo. El modelo de negocio consiste en un esquema de precios bajos, en función de una estructura de costos operativos eficiente, una alta rotación en los inventarios y compras en altos volúmenes, gracias a la presencia a nivel nacional. Este nicho de mercado estaba bajo el dominio de las tiendas de barrio.

En Colombia, el auge de los hard discount en los últimos años, se debe, en gran medida, a una oferta bastante diversificada de productos, en su mayoría de marcas propias, que les ha permitido a los consumidores hacer las compras del mercado a precios asequibles.

Desde abril de 2020, se ha presentado un crecimiento considerable en las ventas de estas tiendas, dinámica que se puede explicar, en gran medida, por los efectos de la crisis económica y social, consecuencia de la pandemia, que ha traído grandes cambios en el comportamiento de los consumidores, posicionando a los hard discounters como una alternativa competitiva, dados los bajos precios y la proximidad de sus tiendas, precisa un estudio realizado por la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados del Grupo Bancolombia.

Colombia es, sin duda, uno de los mercados donde el modelo de negocio de tiendas de descuento (hard discount) viene creciendo de manera más acelerada en la última década, indica el informe. La dinámica de apertura de tiendas, en los últimos años, le ha permitido convertirse en un referente de la región, llegando a cerca de 3.800 tiendas a nivel nacional por parte de los tres principales referentes (D1, ARA y Justo & Bueno) y alcanzando una participación al cierre de 2020 del 32% (Fuente Euromonitor) de las ventas del canal moderno.

En el contexto latinoamericano, esta participación es, de lejos, la más alta, casi que triplicando a Chile (11%), el segundo país más importante; sin embargo, en otras latitudes, como Europa, se evidencia una mayor profundización, en especial en países como Noruega, Dinamarca, Alemania y Polonia.

Expansión de las tiendas en Colombia

El estudio de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados del Grupo Bancolombia, precisa que, en los últimos meses, los establecimientos de los hard

discount han presentado un crecimiento sostenido en las

diferentes regiones del país. Por ejemplo, al cierre de mayo, el mayor número de establecimientos se encuentra en Bogotá y Cundinamarca, con 993 tiendas activas, presentando un crecimiento del 17% entre enero de 2020 y mayo del presente año.

A nivel de las otras regiones del país, el primer lugar en el crecimiento del total de establecimientos entre enero de 2020 y mayo de 2021 le corresponde a la región Caribe, con una expansión del 52%. En un segundo orden se encuentran las regiones Oriente y Occidente, con crecimientos del 37% y 33%. Para el caso de Antioquia y la región Centro, el total de los establecimientos de hard discount presentaron un crecimiento del 22% y 20%, respectivamente.

Perspectivas del sector

A pesar de la pandemia, el sector de los supermercados, hipermercados y hard discount logró ventas por 47,9 billones de pesos en 2020, es decir, en comparación con 2019 presentaron un crecimiento del 10%, resalta el estudio del Grupo Bancolombia.

No obstante, según el estudio, se espera que los hard discounters continúen presentando los crecimientos más elevados, dado que el ritmo de aperturas de nuevas tiendas continúa, aunque a un menor ritmo.

Para la estrategia de apertura de tiendas, la pandemia también ha beneficiado a los diferentes exponentes, ofreciendo un mercado inmobiliario con unos precios de arriendo más bajos y, adicionalmente, una mayor vacancia o disponibilidad en los locales, facilitándoles el acceso a zonas estratégicas de las diferentes ciudades donde antes no era posible entrar por la alta ocupación, explica el estudio.

A pesar de lo anterior, se espera que las aperturas al cierre del año sean entre 400 y 500 tiendas, que serían, en todo caso, menores a las de 2020.

Sin duda, la pregunta más importante que aún queda por responder es la sostenibilidad del modelo de hard discount en Colombia. Para responder esta pregunta, es indispensable que las empresas sean rentables, lo cual, hasta ahora, todavía es una asignatura pendiente para el sector, pues hasta 2020 solo D1, el principal exponente, reportó utilidades positivas, después de más de 10 años de operación.

La buena noticia es que desde el año pasado se viene evidenciando un crecimiento importante en los ingresos promedio por tienda, lo cual, de continuar con esta tendencia, es de esperarse que se traduzcan en utilidades positivas en el mediano plazo.

Derechos Reservados: ACAIRE – Diseño: alejo cifuentes mejía – Edición: M. Arturo Roa T.